Un estilo  |  Viticultura  |  Elaboración   |  Briones Visitas  |  Vinos  |  English  |

Todas las uvas son vendimiadas a mano y transportadas en pequeñas cajas para que lleguen a la bodega en las mejores condiciones. Ahí son revisadas en la mesa de selección.

Tras su despalillado, las uvas escogidas llegan a los depósitos de elaboración mediante un suave sistema peristáltico. Así cada grano estará en perfectas condiciones en el momento de iniciarse la fermentación alcohólica, que arrancará por la acción de las propias levaduras naturales y continuará durante unas tres semanas a temperatura controlada, con frecuentes remontados y “bazuqueos”.

Se procede entonces al descubado del vino, que pasa a la pre-bodega. Esta sala se atempera a 19º C para que la segunda fermentación (maloláctica) surja espontáneamente en cada una de las barricas a las que el vino ha sido trasegado, y donde el futuro Miguel Merino será diariamente “batoneado”. Finalizadas las fermentaciones, el vino se criará en barricas de roble americano y francés durante el tiempo que cada añada aconseje (entre 10 y 25 meses), continuando su envejecimiento durante al menos dos años en las 30.000 a 40.000 botellas que llenamos de cada cosecha.

ELABORACIÓN

Carretera de Logroño, 16. 26330 Briones. La Rioja / Teléfono: 941.322.263 / Fax: 941.322.294 / info@miguelmerino.com